baile de bodaNo hay boda sin fiesta, ni fiesta sin animación musical, pero al baile se le pueden añadir otras opciones de animación.

Celebrar el baile en el mismo lugar donde se ha servido el banquete evita desplazamientos incómodos para los invitados. Aunque, si la localidad donde se celebra no es muy grande y nos podemos desplazar caminando, es normal contratar un local especialmente habilitado para poner música.

Dos son las opciones más clásicas para este momento:

– Orquesta: la música en vivo aporta espectáculo y animación. Para el baile, recomiendoun mínimo de 4 componentes para tener registros amplios que proporcionen variedad de repertorio. Existen orquestas especializadas en un determinado estilo (salsa, años 60, rumbas y sevillanas…). Si optáis por este tipo de formaciones, deberíais combinarlo con una discoteca móvil, para satisfacer a todo el mundo.

– Discotequa móvil: Este servicio proporciona una enorme variedad musical y la posibilidad de alargar la fiesta durante bastantes horas. Si os gusta se puede combinar el sonido con focos robotizados o luces de colores que sigan el ritmo de la música. Cuidado con los efectos especiales como humo o flash, porque pueden resultar molestos.

Otros elementos que combinan bien con los bailes de boda:

Estas dos alternativas musicales se pueden combinar con otro tipo de actuaciones como por ejemplo:

– Animación Infantil: Aunque para los niños la mayor animación es la música, llega muy tarde para ellos. Entre cóctel, brindis, café, licores y salutaciones, los más pequeños tienen mucho tiempo de aburrirse y poca paciencia para permanecer sentados. No está de más rellenar algunos de estos huecos con animadores que convenientemente disfrazados les hagan juegos, les maquillen, o les regalen divertidos globos.

– Magia: sin llegar a convertir vuestra boda en un show de gran ilusionismo, podéis añadir un toque singular contratando lo que se conoce como “magia de cóctel” o “magia de cerca”. Consiste en juegos de manos que se hacen en pequeños grupos y con mucha proximidad. El efecto es súper impactante y divertido. Se puede hacer durante el cóctel o a los postres, con actuaciones por distintas mesas.

Otras opciones son gaiteros, mariachis, caricaturistas, actores… Existen además espacios que os ofrecen animaciones singulares como parte del servicio. Otros os propondrán capeas taurinas, espectáculos medievales e incluso paseos en helicóptero.

Todas estas propuestas pretenden daros ideas muy variadas para que podáis elegir, pero siempre insisto en daros un consejo general, hablemos de lo que hablemos. En este caso mi consejo es que no tratéis de ser demasiado originales. Si elegís elementos muy extraños no se integrarán en la fiesta, y sobre todo hay que pensar que habéis invitado a mucha gente y queréis que todos ellos se lo pasen bien. Hay pues que dar gusto a todos. Así que aunque haya pinceladas de originalidad, no está de más un ratito de “lo de siempre”.

Para terminar, un último consejito: si quieres que el baile en tu boda sea un momento de jolgorio y alegría, contratar el servicio de barra libre ayuda.

Dejar respuesta