Consejos para estar guapa el día de tu boda¡Te lo mereces! El día previo a tu boda, fija una cita con un centro de belleza de tu confianza en el que puedan aplicarte tratamientos de belleza que mediante pequeños retoques te ayuden a revitalizar tu piel.

Esto nos ayudaría incluso a corregir las huellas que el cansancio y los nervios te han dejado los últimos meses con el cierre de invitaciones, las pruebas del vestido,peinado y maquillaje, la organización del banquete y, en líneas generales, todos los preparativos previos a tu gran día.

Plantéate incluso un pequeño relax junto a tu pareja porque él seguro que también lo necesita. Busca un día libre, o simplemente una tarde, y resérvalo para disfrutar de untratamiento diferente y muy relajante, en un spa urbano. Son verdaderos oasis en los que refugiarse de los últimos ajetreos. ¡Será una experiencia fantástica!

Durante hora y media recorreréis los distintos chorros e intensidades en la piscina del spa, la sauna, la fuente de hielo, el pediluvio y los espacios sensitivos, que podréis cerrar con un masaje facial o una exfoliación corporal que os preparará para la siguiente fase: Una dulce experiencia con la chocoterapia para ti o la vinoterapia para él.

Practicar un poco de Yoga que, como bien conoces, te adentra en un mundo de armonía y relajación, te ayudará también a encontrar la paz interior. En estos centros se rinde a tus pies toda la sabiduría oriental a través de una variada oferta de servicios y terapias de distintos tipos.

Una novia más relajada es una novia más guapa.

Después de estos cuidados, te sentirás más relajada y saludable. Son factores clave que hacen que la piel se renueve y se muestre luminosa. Es un momento muy oportuno para aplicar esa misma noche, pero ya en casa, una mascarilla de hidratación intensiva, después de haber realizado una previa exfoliación de tu rostro.

Prepara una vela aromática y un baño bien caliente. Sumérgete en el agua durante unos 15-20 minutos con la mascarilla en exposición y los pies elevados, para activar la circulación y oxigenar tu piel, mediante la estimulación de los vasos sanguíneos del rostro.

Llegó el momento de ir en busca del sueño reparador. Después de tan extraordinaria jornada, si te preparas una infusión relajante, te abandonarás placidamente en los brazos de Morfeo, olvidando las últimas tensiones. Al día siguiente, tu piel se verá luminosa y bien dispuesta para el maquillaje de novia. Tu mente se sentirá sana y tu cuerpo vigoroso… En pocas palabras, estarás preparada para abordar y disfrutar intensamente de tu GRAN DIA. ¡Te lo mereces¡

Si te han gustado estos consejos para estar guapa el día de tu boda, compártelos en tus redes sociales y tal vez le resulten útiles a otras novias como tú.

Dejar respuesta