Fuente imagen: El Tiempo

Los comicios estadounidenses han dado como vencedor a Trump y para la candidata demócrata Hilary Clinton ha llegado el momento de reconocer públicamente la derrota.

Tras una semana de ausencia, la exsecretaria de Estado ha aparecido en un evento público para abanderar una de las causas por las que más ha luchado: la defensa de los niños. Clinton admite que tras conocer los resultados ha tenido que enfrentarse incluso al deseo de no salir nuevamente de su casa, pues se siente profundamente decepcionada por el desenlace de la campaña.

La cena organizada por el Fondo de Defensa Infantil ha sido el espacio ideal para la reaparición de Clinton, en la que reconoció el difícil momento que está viviendo. A pesar de haber sido constantemente la candidata predilecta en los sondeos, la inesperada victoria de Trump ha llevado a Clinton a enfocar su carrera política hacia un rumbo diferente al de la Casa Blanca.

Una reina sin corona

Debido al apoyo de los medios y las encuestas, avanzó con seguridad en la carrera hacia la presidencia. Sin embargo, el resultado del 8 de Noviembre trastocó por completo sus planes, “estoy decepcionada, más de lo que jamás pudiera expresar”, confirmó durante la cena benéfica a la que acudió.

“Nuestra campaña nunca fue sobre una persona o unas elecciones, sino sobre el país que amamos y la construcción de un Estados Unidos lleno de esperanza” ha declarado la exsecretaria de Estado. Además, ha instado a sus seguidores a continuar luchando por el país pues “Estados Unidos merece la pena, nuestros sueños merecen la pena”

Las siguientes semanas serán decisivas para determinar si Hillary Clinton seguirá formando parte del panorama político de EEUU o si, por el contrario, tomará una postura menos activa en esta nueva etapa en la que los Republicanos se alzan con el poder.

Dejar respuesta