Con la aparición de la televisión por cable, las empresas de contenido audiovisual tuvieron que hacer frente al pirateo de sus antenas. En la televisión pública, no era raro ver que apareciera alguna cadena pirata y se esperaba que con la llegada de la TDT esto se acabase.

Las cadenas piratas siguen apareciendo

La Televisión Digital Terrestre (TDT), medio de emisión de contenido audiovisual que muchos han criticado, no ha se ha logrado librar de la aparición de canales ilegales, más conocidas como canales “pirata”, que hacen su negocio a través de la emisión de programas de pornografía y concurso ilegales en los que las personas llaman por teléfono para obtener un premio que no existe y acaban pagando facturas de teléfono millonarias.

En las cadenas como Antena 3, Televisión Española o Telecinco, programas de Tarot, Teletienda o de algunos concursos, están preparados para ser emitidos a altas horas de la madrugada, fuera del horario infantil. No obstante, estos canales piratas no solo emiten estos programas y pornografía sin tener las correspondientes licencias e induciendo al engaño, sino que además lo hacen en horario de protección infantil.

Las cadenas pirata no desaparecen

¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI sigan apareciendo canales pirata? Principalmente se debe es que no hay control institucional sobre la implantación de la TDT. Además, en muchas ocasiones atacan al televidente de caer presa del engaño. Si un programa televisivo te anima a enviar un SMS, es el propietario del teléfono móvil el responsable del objetivo de ese mensaje, no la cadena en la que se emita la programación.

Lo que más preocupa a organizaciones como la Agrupación de Telespectadores y Radioyentes (ATR), es que las empresas que promocionan y emiten estos canales pirata hacen caso omiso de la prohibición de emitir determinados programas en una franja horaria destinada a la protección del menor ya que son ofensivos para los menores y podría inducirles al engaño.

Dejar respuesta