Para muchas novias, fijar la fecha de su boda no significa solamente comprometerse con su chico, sino con también comprometerse con ellas mismas: ese día tienen que lucir más espectaculares que cualquier otro día de su vida. No es ningún secreto que algunas mujeres a menudo adoptan comportamientos extremos para alcanzar la perfección: dietas de choque, ejercicio intenso, limpiezas detox o incluso tratamientos drásticos para lucir perfecta el día tan esperado.

Pero el verdadero objetivo de ponerse “a punto” a nivel dietético tiene que ser conseguir ese brillo especial, recuperar un buen estado de salud y asentar la base para una vida saludable y en armonía. La clave para verse más guapa y saludable pasa por tomarse un par de minutos al día para cuidarse a sí misma.

Consigue ese cabello sedoso empezando el día con calma y comiendo una tostada de aguacate, o fortalece tus uñas aumentando tu consumo de productos ricos en ácidos grasos y omega tres, que además te ayudarán a lidiar con el estrés ya que son igualmente buenos para el cerebro y el corazón. Gestos tan pequeños como empezar a consumir probióticos tipo Actimel durante el almuerzo te ayudarán a fortalecer la flora intestinal y disminuir la hinchazón que puede ser provocada por los nervios según se va acercando el gran día.

Ten por seguro que la suma de estos pequeños gestos y sobre todo la constancia te ayudarán no solamente a lucir espectacular el día de tu boda, sino para toda la vida. ¡Sí, quiero!

Dejar respuesta